PLANTAS DE CONCENTRACIÓN SOLAR  
   Introducción

Nuestro país, principalmente el norte de chile, con la inmensidad del desierto de atacama, es privilegiado en el recurso solar, recurso inagotable de energía limpia. El desierto de Atacama alcanza uno de los mayores índices

de radiación solar a nivel mundial y según muchos es el mejor que existe en el planeta.

Nova Energy Group, en la vanguardia del uso de energías renovables, anticipa el futuro y apuesta por la energía solar térmica, con el desarrollo de plantas termosolares de cilindro parabólico.
  Descripción General

El funcionamiento de una planta solar termoeléctrica se basa en la concentración de la radiación solar Directa, para el calentamiento de un fluido térmico y cuyo calor es utilizado para generar energía eléctrica (o algún proceso industrial como el calentamiento de electrolito). Las Centrales termosolares de Cilindro Parabólico están formadas por un campo de colectores solares, una redes de tuberías de conducción de fluido térmico, un edificio de generación y control y una estación de transformación de la energía.

El campo Solar de las plantas de Nova Energy Group, está constituido por 176 colectores, de 145 metros de longitud cada uno y un ancho o apertura de 4.6 metros, alcanzando una superficie total de colectores de 117’000 metros cuadrados (35 Hectáreas de terreno).

Los colectores están situados en filas paralelas alineadas en los ejes norte sur y disponen de un sistema de movimiento de rotación en el eje longitudinal, que permite un seguimiento continuo del sol desde su salida hasta la puesta.
Los colectores se componen de una estructura metálica que soporta la superficie reflectante en forma de parábola, concentrando en el foco de esta, 60 veces la radiación solar. En el foco se sitúa el tubo absorbedor, que por su interior circula aceite térmico calentándose hasta una temperatura de 350 [C]. 


Una vez que el fluido térmico ha aumentado su temperatura tras haber circulado por los colectores, es conducido por tuberías desde el campo solar hasta el interior del edificio de generación. En el edificio de Generación, el fluido térmico a través de un intercambiador de calor, donde traspasa su energía térmica a un fluido secundario, que al aumentar su temperatura se transforma en vapor. El fluido que ha cedido calor vuelve al campo solar para comenzar nuevamente el proceso.

El vapor generado es introducido en una turbina, generando energía mecánica siguiendo el principio del Ciclo de Rankine, para posteriormente, producir electricidad en un alternador conectado al eje de la turbina.
El alternador produce electricidad que se conduce a una estación de transformación para ser finalmente evacuada a través de la sub estación hacia la red eléctrica general.
Las centrales termosolares dispone de equipos de almacenamiento térmico, que permite almacenar calor durante el día, permitiendo generación eléctrica, durante la noche. Así, durante el día parte de la energía se transforma en energía eléctrica y parte de la energía se almacena en forma de calor. El calor almacenado permite generación eléctrica cuando ya no hay aporte de energía solar.

Las centrales termosolares son para una potencia eléctrica instalada de 8 [MW] y producen cada año más de 28’500 [MWH], equivalente al consumo de 4’000 hogares, evitando anualmente la emisión de 15’000 toneladas equivalentes de [CO2]. La inversión aproximada alcanza los 40 MMU$.